Aprender inglés en el extranjero en verano

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Aprender inglés en el extranjero en verano es una oportunidad que no todo el mundo tiene. Quienes tienen la posibilidad de hacerlo deben saber que se trata de una experiencia única, enriquecedora que favorece el aprendizaje del idioma, pero que ofrece muchos más beneficios. 

En primer lugar, los cursos de inglés durante el verano son una forma eficaz de aprender el idioma porque concentran el aprendizaje en un periodo de tiempo concreto. El proceso de aprendizaje es mucho más rápido. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los beneficios no se limitan solo al aspecto lingüístico. Se trata de una experiencia enriquecedora que permite conocer otra cultura, sus costumbres tradiciones y modos de vida. Es una manera de ampliar conocimientos, nuevas perspectivas para conocer otras formas de vida que, en ocasiones, distan mucho de las nuestras. 

Además del aprendizaje de idioma y de cultura es un oportunidad para conocer a nuevas personas y, quien sabe, si en el futuro llegar a ser amigos. Interactuar con personas de todo el mundo amplía el círculo social y enriquece el aprendizaje. Por todo ello, aprender inglés en otro país es realmente enriquecedor a nivel personal y académico. 

Beneficios de aprender inglés en el extranjero en verano

Aprender inglés en otro país es una vivencia que abarca más que el simple conocimiento de un idioma. También es una experiencia que favorece el desarrollo personal.

En primer lugar, uno de sus principales beneficios es, evidentemente, el fin principal del viaje: adquirir competencia lingüística del inglés u otros idiomas. Si se apuesta por un destino cuya lengua principal es el inglés los beneficios son aún mayores. Rodearse de personas que hablan el idioma y realizar actividades que exigen la práctica del idioma. Es la manera más eficaz de aprender inglés en todos sus aspectos: gramática y vocabulario y, lo más importante, la conversación. Saber aplicar la teoría en la práctica. Se trata de una de las formas más efectivas y rápidas de aprender un idioma. 

Además de un tema lingüístico, aprender inglés en el extranjero abre las puertas a conocer e introducirse en una nueva cultura. Pasar varios días en otro país es una gran oportunidad para interactuar con otras personas, practicar costumbres diarias, participar en eventos locales y comprender las tradiciones del lugar. 

El crecimiento personal es otro de los grandes beneficios. Viajar a otro país durante un tiempo determinado obliga a conocerse a uno mismo. Enfrentarse a desafíos que supone encontrarse en un país desconocido con gente desconocida. Es una manera de fomentar la independencia y aprender a solucionar problemas de manera individual. 

Sumado a esto, convivir y conocer a gente nueva con otras culturas ayuda a establecer conexiones interculturales. Ampliar la mente, aceptar que existen diferentes formas de ver la vida, conocer experiencias de otras personas y compartir momentos son grandes beneficios. Por lo general, se crean amistades duraderas que amplían la red de contactos con todo lo que ello supone, tanto a nivel académico como profesional en el futuro. 

Factores a tener en cuenta para elegir un programa de inglés en el extranjero

Elegir un programa de inglés en el extranjero es una decisión importante que no puede tomarse a la ligera. Hay muchos factores que hay que evaluar antes de tomar la decisión. Todos los aspectos son importantes, por ejemplo, el nivel de inglés, la edad o el presupuesto. Todos son factores que repercuten en la decisión. Vamos a analizar más detenidamente cada uno de ellos: 

  • Nivel de inglés:

Para optar a cursos de inglés en el extranjero hay que saber primero la oferta que existe teniendo en cuenta el nivel de inglés. Los niveles se dividen en: principiante, intermedio y avanzado. 

El nivel más básico es el de principiante. Dirigido a quienes no tienen ningún conocimiento del idioma. Mientras que el nivel intermedio ya requiere cierto conocimiento en cuanto a gramática y vocabulario. Estos dos niveles son los más demandados, pues son quienes más interés tienen por aprender un idioma del que no tienen casi conocimientos. Estos cursos ofrecen temario tanto de gramática como de vocabulario y habilidades de conversación esenciales.

El nivel más alto, el avanzado es para quienes ya conocen los aspectos básicos y son capaces de mantener una conversación. Generalmente los cursos de este nivel están enfocados a perfeccionar las habilidades comunicativas. 

  • Edad del participante:

La edad es otro factor a tener en cuenta, aunque cabe destacar que normalmente existen grupos de distintas edades al igual que los hay por nivel. 

Se pueden clasificar en cursos para niños y adolescentes o para adultos. Los que están dirigidos a niños y adolescentes tienen tanto parte  teórica como práctica. Esta última mediante actividades recreativas o de ocio. Tratan de ser más lúdicas y amenas, donde se aprende de una forma más divertida. 

Por su parte, los cursos para adultos tienen una mayor variedad. Dado que los objetivos de un adulto al aprender inglés están más definidos los cursos son más amplios. Pueden ser, por ejemplo, para buscar nuevas oportunidades laborales,  para mejorar en un ámbito concreto, etc. Además, algunos programas permiten combinar el aprendizaje del idioma con experiencia a nivel laboral o de voluntariado. 

  • Presupuesto:

Sin duda, no se elige un destino y un curso si no se conoce previamente el presupuesto. Evidentemente un factor que determina el precio es tanto la duración del curso como el destino. Los programas más largos y los destinos más populares tienen, por lo general, un coste más elevado. Además, hay que tener en cuenta que un curso tiene otros costes adicionales como la matrícula, actividades, alojamiento y alimentación. 

No obstante, el alojamiento es quizás lo que más repercute en el precio del viaje. Hay variedad de opciones y todas ellas a su vez con diversidad de precios. Se puede optar por un hotel u hostal, apartamento, residencia estudiantil o familias. La elección en este aspecto depende del precio, pero también de la comodidad que se quiera obtener. La opción de familias anfitrionas implica vivir con ellos. Como explican en Cls idiomas, con más de 35 años de experiencia organizando estos cursos de inglés de verano en Inglaterra, por lo general y la ventaja es que “son familias en las que uno o más de sus miembros pueden tener origen anglosajón, africano, latino, asiático… con la condición de que el idioma hablado en el hogar familiar y con el estudiante sea el inglés”.

Además de todos estos factores es importante adquirir información sobre la institución con la que se quiere realizar el curso. Ver si su reputación es buena. Lo mejor para ello es buscar reseñas de otros estudiantes que ya hayan vivido la experiencia. Influye las instalaciones, el programa y los profesores. 

Consejos para aprovechar al máximo tu curso de inglés en el extranjero

Lo primero y más importante es la decisión de ir a otro país a aprender inglés. A partir de ahí y, después de haber elegido también el destino en base a los factores mencionados en el punto anterior, es aconsejable que sigas estos tips para aprovechar al máximo el curso y la experiencia. 

En primer lugar, antes de hacer las maletas recopila información acerca del destino. Investiga sobre su historia, costumbres y cultura en general. Conocer aspectos relevantes de primera mano facilitará la acomodación al nuevo estilo de vida. Es la mejor manera de aprovechar la experiencia y puesta en marcha del aprendizaje del idioma. 

Antes de comenzar el viaje intenta aprender conceptos básicos del idioma. Aquellos que casi vayan a ser necesarios utilizar en el día a día para poder comunicarte. Para ello, puedes aprender de una forma más entretenida como la lectura de libros, visualizar películas o series e incluso escuchar música. Pero lo más importante es practicar la conversación. Hazlo con amigos o a través de plataformas online. La conversación al fin y al cabo es lo más importante para poder comunicarte durante todo el viaje. 

Independientemente de la forma de ser de cada uno, es importante intentar ser abierto y extrovertido. Es una forma de aprovechar al máximo los cursos y la práctica del idioma. Además, abrirse a conocer a nuevas personas ayuda con el idioma, pero también es una forma de enriquecerse en el ámbito personal. No hay que tener miedo a hablar inglés. Es común sentirse inseguro, pero la puesta en marcha es la mejor manera de aprender. En el fallo o el error está el éxito del aprendizaje. Nos equivocamos y aprendemos. Habla con otras personas. De esta manera ganarás confianza, fluidez y vocabulario. 

Otro consejo es no ponerse límites. Cada uno tiene un ritmo de aprendizaje. Ni el que aprende más rápido es mejor ni viceversa. Pon en marcha tus habilidades y no te compares con los demás. Tus objetivos y tus metas son de uno mismo y no repercute en lo que hagan los demás. 

Otro consejo es animarse a participar en actividades grupales. Por ejemplo excursiones o eventos sociales para mejorar la experiencia y acelerar el dominio del idioma. 

¿Cómo mantener el idioma?

Una vez que has aprendido inglés, es importante mantenerlo para que no lo olvides. Aquí tienes algunos consejos para mantener el idioma:

  • Practica con regularidad: la práctica es la mejor manera de aprender. Puede ser mediante conversaciones, leyendo o escribiendo. 
  • Busca oportunidades para usar el inglés: busca oportunidades para usar el inglés en tu vida cotidiana. Puedes hablar con amigos o familiares que hablan inglés, unirte a un grupo de conversación, o participar en actividades que requieran el uso del inglés.
  • No tengas miedo de cometer errores: todos cometemos errores cuando aprendemos un idioma. No te preocupes por cometer errores, solo sigue practicando.
  • Sigue en contacto con tus nuevos amigos: mantén el contacto con las personas que conociste en el extranjero. Puedes hablar con ellos por teléfono, por correo electrónico o por las redes sociales.
  • Únete a un club o grupo de conversación: unirte a un club o grupo de conversación es una buena manera de practicar el inglés con otras personas.
  • Busca oportunidades de viajar: viajar a países de habla inglesa es una excelente manera de practicar el idioma y sumergirte en la cultura.
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Related News

La traducción empresarial en la era digital

En la era digital, caracterizada por una conectividad sin precedentes y una creciente globalización económica, la demanda de servicios de traducción empresarial ha aumentado significativamente.

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Scroll al inicio

Únase a nuestra lista de correo

Recibe las últimas noticias, ofertas exclusivas y actualizaciones.