El hilo dental y el colutorio: los complementos de un buen cepillado bucal
7 junio, 2021

El hilo dental y el colutorio: los complementos de un buen cepillado bucal

Los expertos en salud bucal recomiendan complementar una buena rutina de cepillado dental con el uso del hilo dental y algún colutorio, ya que aunque estos a veces son olvidados, tienen un papel muy importante en el cuidado de nuestra boca.

A continuación, el equipo de odontólogos profesionales de Spaindental Olve te explica todo lo que necesitas saber sobre la importancia de estos dos amigos del cepillado y su correcto uso.

El hilo dental

El uso del hilo dental es un hábito que no todas las personas adoptan, pero que es beneficioso para la salud dental y para prevenir enfermedades.

Cuando utilizamos el hilo dental al menos una vez al día, estamos ayudando a eliminar la placa dentobacteriana que se forma entre los dientes. Para esta tarea, el cepillo no siempre es suficiente ya que sólo alcanza la cara vestibular del diente, el paladar y la lengua, mientras que el hilo dental si llega a esos espacios de más difícil acceso.

Además de eliminar la placa, que es la principal causa de la formación de caries y la enfermedad periodontal, el hilo dental también combate el mal aliento producido por los restos de comida que puedan quedar escondidos en algún lugar al que el cepillo no alcanza.

Por estas razones y para que la higiene bucal esté completa, y las bacterias de los restos de alimentos sean eliminados completamente, es necesario no olvidar el uso de este producto. Además que, las molestias o dolencias que se pueden sentir con su uso, disminuyen a medida que la boca se va a costumbrando a él.

¿Qué tipo de hilo debo usar?

Actualmente en el mercado existen una gran variedad de hilos dentales, monofilamento o multifilamento, encerados o no, con sabores o sin ellos. Algunos de estos son:

  • El hilo dental o seda dental que esta compuesto por delgados filamentos de plástico o nylon y puede estar protegido por una capa de cera. A su vez, existen dos tipos de hilo o seda dental:
    • Hilo dental de nylon. Puede o no ser encerado y con diferentes sabores. Al estar elaborado con múltiples filamentos se puede romper, despedazar o ir deshilachando al pasar por puntos de contacto apretados entre los dientes.
    • Hilo dental PTFE (Politetrafluoretileno, teflón). Está elaborado con un solo filamento muy fino, por lo que su precio puede ser un poco más caro que el de nylon. Es encerado, suave y protege de daños a las encías ya que tiene un mejor deslizamiento entre dientes; y lo mejor es que no se deshilacha

Igualmente, siempre que se use de la manera correcta, ambas opciones serán eficaces para prevenir y cuidar tu salud oral.

Beneficios del uso de hilo o seda dental

  • El uso de hilo dental disminuye de forma significativa la cantidad de bacterias que producen enfermedades en la encía y la caries.
  • Elimina restos de alimentos, en especial los fibrosos como la carne, los cuales quedan entre medio de nuestros dientes, bajo las encías y luego forman placa bacteriana.
  • Elimina la placa bacteriana que se encuentra en las paredes que están en contacto entre las diferentes piezas dentales.
  • Como hemos dicho en varias ocasiones, el hilo dental limpia zonas a las cuales el cepillo no puede llegar.
  • Se recomienda su uso diario para eliminar la placa bacteriana que se va formando a diario, siempre con el fin de prevenir caries y enfermedades en las encías.
  • Al usar hilo dental junto con el cepillo dental se pueden prevenir enfermedades como halitosis (mal aliento), infecciones en las encías y caries.

¿Cómo utilizar correctamente el hilo dental?

Utilizar hilo dental después de cepillar los dientes ayuda a eliminar cualquier posible foco de infección en la boca, proteger el esmalte de los dientes y prevenir tanto caries como ciertas enfermedades. Por eso, debemos aprender a utilizarlo de la forma correcta cumpliendo con los siguientes pasos:

  • Cortar entre 40 cm y 50 cm de hilo dental.
  • Enrollar cada extremo en un dedo índice.
  • Sostener el hilo dental con los dedos pulgares e índices de manera que quede tirante.
  • Deslizarlo de manera vertical entre los dientes.
  • Curvar el hilo en la base de cada diente, formando una “C”, y procurando no apretar las encías para no lastimar el tejido gingival.
  • Cambiar el sector de hilo usado en cada diente para lograr una mayor higiene.

El mejor momento para usar el hilo dental

Ya sabemos que el cepillo de dientes no siempre es suficiente para llegar a las áreas difíciles de nuestra boca, por lo que necesitamos del uso del hilo dental para evitar que las bacterias producto de la comida que permanece entre los dientes comience a crecer y dañen el esmalte.

Ahora, en cuanto a la frecuencia con la que debemos utilizarlo durante el día y si hacerlo antes o después del cepillado, la verdad es que puedes usarlo sea cual sea tu preferencia personal.

Cuando uses el hilo dental primero, debes retirar los restos de comida que se hayan podido quedar en tu boca. Mientras que, cuando te cepillas primero, aflojas la placa entre los dientes, lo que hace que el uso del hilo dental sea más efectivo.

En cuanto a la frecuencia, mientras que debemos cepillarnos tres veces al día, se recomienda usar el hilo dental mínimo una vez al día, siendo que muchas personas prefieren usarlo antes de acostarse para prevenir el asentamiento de la placa en los dientes durante toda la noche.

Lo importante es nunca olvidar usarlo. Incluso si tus dientes se ven y se sienten limpios, no te saltes el hilo dental o la placa comenzará a acumularse en tus dientes.

El colutorio

El tratamiento de las enfermedades periodontales se basa en un correcto cepillado, en conjunto con el uso de la seda dental y los colutorios. De hecho, el uso de colutorios se considera un sistema coadyuvante en su control y en la prevención de otras enfermedades bucales.

Un colutorio es una solución líquida acuosa o hidroalcohólica, que pueden contener los mismos principios activos que las pastas dentífricas, pero en concentraciones más bajas. De acuerdo a su finalidad, pueden tener una composición u otra. Por ejemplo, si su objetivo es la prevención de la caries puede contener flúor, mientras que si se destina a la prevención de la gingivitis, más bien  contendrá agentes antisépticos o cicatrizantes. Por esto mismo es que se considera que los colutorios son un buen complemento en la higiene dental.

Lo que si se debe intentar es no utilizarlo como un sustituto al procedimiento del cepillado dental e interproximal y la utilización de hilo dental, como muchas personas hacen. Esto solo se recomienda en situaciones específicas, como en el caso de un postoperatorio, en el que no se pueda llevar a cabo una higiene con un cepillado dental.

Hoy en día, podemos encontrar una variedad de colutorios en el mercado. Por lo que, para poder escoger el más adecuado, no solo debemos consultar con nuestro higienista dental de confianza, sino que también debemos conocer los agentes antimicrobianos disponibles para prevenir enfermedades orales y mantener una buena salud bucodental.

Los farmacéuticos, mediante su consejo, también pueden ayudar al paciente a escoger el colutorio más apropiado a las condiciones bucales que el cliente posee, como lo son  el cuidado diario, si tiene  ortodoncia, encías delicadas, sensibilidad dental, halitosis oral y xerostomía, entre otras.

Características del colutorio ideal

  • Elevada actividad antimicrobiana intrínseca y antigingivitis.
  • Eficacia de amplio espectro contra bacterias y levaduras sin generar resistencias.
  • Estabilidad química.
  • Sustantividad.
  • Seguridad toxicológica.
  • Ausencia de reacciones adversas.
  • Compatibilidad con la formulación de los dentífricos.

Algunos tipos de colutorios que puedes encontrar en el mercado

Existen distintos tipos de enjuagues bucales formulados específicamente para cubrir las necesidades de cada persona. Se pueden diferenciar los colutorios de uso terapéutico, para tratar una condición específica, y de uso preventivo.

  • Antimanchas: eliminan las manchas de la superficie del esmalte dental y previenen su formación.
  • Antisarro: retrasan e impiden la formación de sarro, y eliminan las manchas, evitando su formación.
  • Anticaries: protegen y remineralizan el esmalte dental, previniendo la aparición de caries.
  • Blanqueadora: ayudan a devolver a los dientes su blanco natural. Entre los colutorios blanqueadores, se recomiendan aquellos que contienen nanopartículas de hidroxiapatita en su composición, ya que reparan y protegen el esmalte, gracias a las nanopartículas que se integran en el esmalte dental y rellenan las superficies irregulares del diente, a la vez que previenen y tratan la sensibilidad dental.

La importancia del colutorio 

El uso de un colutorio como coadyuvante a la higiene oral mecánica se considera un medio muy efectivo que aumenta la eliminación del biofilm oral.

Gracias a que los colutorios son una solución acuosa con principios activos terapéuticos, nos permiten conseguir una higiene completa y proporcionar el máximo frescor al finalizar la higiene diaria.

En conclusión, el uso conjunto del cepillado con pasta dentífrica, el uso del hilo dental y un colutorio eficaz garantiza el éxito en el control y prevención de variedad de enfermedades orales.

 

Deja una respuesta