El turrón digievoluciona
23 diciembre, 2019

El turrón digievoluciona

Cualquier producto, sea del tipo que sea, siempre acaba modernizándose, evolucionando y cambiando, adaptándose a los nuevos tiempos. A veces esos cambios son para mejor y se quedan, otras veces son para peor y acaban desapareciendo, nunca se sabe, y da igual lo tradicional que sea un producto, porque siempre puede acabar siendo modificado por alguna empresa que buscar innovar y obtener su propio pellizco en el pastel. Ahora bien, a veces hay innovaciones que no solo son poco inteligentes sino que, además, atentan contra el bien gusto.

Pues bien, el turrón, es probablemente el dulce más característico de la Navidad, y también de España, pues los exportamos a todo el planeta y cada vez es mejor recibido en todas partes. El turrón es sinónimo de Navidad, y yo creo que siempre lo seguirá siendo.

En cuanto a evolución del turrón, hemos visto cosas muy interesantes, como el turrón de chocolate, el de crema catalana, el de guirlache o el de fruta, pero también algunos sabores que son difíciles de digerir. Y es que cabe recordar que el turrón original, el de Jijona, solo tenía dos versiones: el turrón de Jijona (el blando) y el turrón de Alicante (el duro). Todos los demás sabores vinieron después.

El caso es que el turrón sigue evolucionando, innovando, y esta vez, en mi opinión, digievoluionando porque se han pasado un poco de la raya y podríamos decir que Pikachu se ha convertido en algo así como en un demogorgon, o algo similar.

El turrón de chocolate lo entiendo, el de yema también, incluso del de coco, pero lo que no puedo entender es el nuevo turrón de cerveza. Sí, sí, habéis leído bien, turrón de cerveza, el demogorgon de los turrones.

¿Pero qué invento es este? No tiene ningún sentido, al menos para mí.

He de reconocer que cuando nació el helado de pistacho mi reacción fue similar y ahora soy fan de ese helado, porque está buenísimo pero… ¿turrón de cerveza? Y lo mejor de todo es que también lleva, la cerveza de turrón, que puede parecer lo mismo pero es justo lo contrario. Es decir, una cerveza de Amstel con sabor a turrón (me dan arcadas solo de pensarlo).

Pero la pregunta es ¿por qué nos empeñamos en hacer estas creaciones tan extrañas? Los profesionales de Adelia Ivañez, una turronería con más de 100 años de tradición familiar, aseguran que el verdadero turrón no tiene nada que ver con esas pastas y dulces que algunas empresas hacen hoy en día. De hecho, en su tienda solo venden el turrón artesano que ellos mismos fabrican y en cuestión de sabores optan por lo tradicional:

  • Turrón de Jijona
  • Turrón de Sokonusko
  • Turrón de Alicante
  • Turrón de Guirlache
  • Turrón de Yema
  • Turrón de Nieve
  • Turrón de Fruta
  • Turrón a la Piedra.
  • Turrón de Chocolate

En mi opinión, los mejores sabores y los únicos que deberían aparecer en cualquier buen catálogo de turrones que se precie. Quizás podría añadir alguno que ya está muy instaurado en nuestra sociedad, como el de coco, pero poco más.

Y no os creáis que el turrón de cerveza es el único que me pone los pelos como escarpias, no, porque también hay otros que son para enmarcar, como el turrón de foie y cacao que la sección de “cocina” de la revista Hola publica este año como receta navideña. En serio, algunos chefs se empeñan en ser tan originales que ya no saben qué inventar.

En 2016, el periódico La Vanguardia publicó un artículo de sabores delirantes de turrón, y atención a lo que había en ese artículo que aún podéis leer en su versión online:

  • Turrón de queso
  • Turrón de oreo (este tiene un pase)
  • Turrón “pisada linar” (de trufa al romero con crujiente de avellana y frambuesa)
  • Turrón de foie y lima
  • Turrón de natillas con galleta maría (otro que tiene un pase)
  • Turrón de sidra y manzana
  • Turrón de pipas
  • Turrón de brócoli

A mí todo esos turrones me dan mal rollo, especialmente el último la verdad, aunque ese de foie y lima tampoco me da buenas sensaciones.

Sea como sea, siempre nos quedarán las marcas tradicionales como la Jijonenca o turrones El Lobo, incluso podemos recurrir a las marcas blancas de grandes supermercados ya que, si leemos la letra pequeña, veremos que los fabricantes de las pastillas son las marcas tradicionales. Por ejemplo ¿sabíais que a Mercadona, Dor, Carrefour, El Corte Inglés y Auchan les fabrican los turrones marcas como Antiu Xixona, Delaviuda, Lacasa o 1080? Pues sí, así es. Se supone que le ponen menos esmero que a su propia marca pero la realidad es que son iguales, prácticamente. Sea como sea, confiad en los sabores tradicionales, seguro que así no erráis al seleccionar la pastilla de turrón para estas navidades.

Deja una respuesta