Tipos de aparatos dentales correctores en ortodoncia
22 diciembre, 2020

Tipos de aparatos dentales correctores en ortodoncia

Tras una revisión dental rutinaria nuestro odontólogo puede detectar algún problema en la formación o alineación de la dentadura, para ello puede aconsejar que solicitemos cita con un ortodoncista para que este nos asesore cuál es el tratamiento más adecuado a la problemática que se presenta. Así, una de las problemáticas más habituales que nos encontramos es que no tenemos una clínica de confianza, por lo que nosotros os recomendamos la Clínica dental Suárez, dado que con su amplia experiencia profesional de más de diez años, unida a la tecnología más innovadora, ofrece un diagnóstico preciso para realizar un plan de tratamiento totalmente personalizado, eficaz y duradero para conseguir el objetivo final de una boca cuidada y sana.

Dependiendo de la problemática concreta de cada paciente y las necesidades que presente cada uno de los clientes de las clínicas, el presupuesto o sus preferencias personales, a la hora de realizar un tratamiento de ortodoncia, existen múltiples opciones entre las que se puede elegir:

  • Brackets metálicos. Este tratamiento es el método más tradicional de cuantos hay, estando recomendado para cualquier tipo de maloclusión o malformación dentaria, y aunque es un tratamiento adecuado para todas las edades, es utilizado mayoritariamente en los niños y adolescentes por su alta eficacia, resistencia, seguridad y durabilidad, además de ser la opción más económica en relación con los otros tipos de ortodoncia. Actualmente además tienen un diseño más pequeño y menos voluminoso que los hacen mucho más cómodos e incluso en los niños se le pueden añadir ligaduras elásticas de colores que los hace más atractivos y divertidos. La principal desventaja de este tipo de brackets es su complicada limpieza, ya que facilita la acumulación de depósitos o restos de comida entre los arcos y los brackets, lo que dificulta el cepillado bucal.
  • Brackets de zafiro. Su nombre viene dado por el tipo de material con el que están realizados, el cristal de zafiro. Este tipo de material es transparente por lo que a través de él se ve perfectamente el diente, además los arcos, las ligaduras y las gomas que se utilizan en el tratamiento son blancos, en lugar de metálicos, lo que hace que se mimeticen con el diente y se noten mucho menos que otro tratamiento. Como desventaja es importante señalar que el precio es bastante superior al de los brackets metálicos.
  • Conocida como la ortodoncia invisible. Son unos alineadores dentales transparentes, cuya principal característica es que son de quita y pon, es decir cada uno de los moldes realizados con tecnología de impresión 3D, se utiliza de media unas 22 horas diarias y se cambia a un nuevo molde cada 10 o 15 días, según estimación del especialista. Sus ventajas son innumerables, son muy cómodos, estéticos, nadie nota que los llevas puestos, no interfiere en el habla ni en los hábitos alimenticios, ya que se come sin ellos puestos y tampoco es un inconveniente a la hora de la higiene bucal, ya que una vez se ha comido y antes de volver a colocarlos se debe cepillar los dientes. Es aconsejable no fumar con los alineadores puestos. Este es un sistema ideal para tratamientos de ortodoncia sencillos o para pacientes que no pueden llevar aparatos fijos. La duración total del tratamiento con Invisalign suele oscilar entre los 12 y los 15 meses.
  • Sistema Damon. Este nuevo sistema se diferencia de los tradicionales en que no necesita gomas elásticas, ya que sus brackets son autoligables, es decir no tienen ligaduras de goma ni metálicas. Entre las ventajas que este sistema ofrece es que ocasiona unas menores molestias y dolores al paciente ya que fricción es menor, permite una mejor y más cómoda higiene dental, menos visitas al especialista y sobre todo nos ofrece una mayor reducción en el tiempo del tratamiento ya que la corrección es mucho más rápida, lo que la convierte en una opción a tener en cuenta.
  • Forman parte de la última etapa de cualquier tratamiento, ya que su función es el mantenimiento de los resultados, sin ellos la realización de la ortodoncia no tendría sentido. La retención fija con retenedores linguales fijos mantiene los dientes en la misma posición. No se ven ni se notan, van pegados superficialmente a los dientes y requieren un mantenimiento mínimo con unas medidas de higiene periódica.

¿Qué se debe hacer antes de realizar cualquier tratamiento?

Antes de realizar cualquier tratamiento de ortodoncia el especialista nos solicitará una radiografía panorámica o una telerradiografía para examinar y valorar toda la boca en conjunto, con sus piezas dentales, la articulación mandibular y los dos maxilares superior e inferior, además de poder valorar su crecimiento.

Deja una respuesta