Todo lo que debes saber sobre la agenesia dental
16 septiembre, 2021

Todo lo que debes saber sobre la agenesia dental

La odontología para los que no somos especialistas es un mundo complicado y que da bastante temor. Esto porque es tanta la información que desconocemos, que el miedo a no saber qué es lo que ocurre hace que las experiencias con el dentista puedan ser incómodas y llenas de angustia.

Pensando en ir disminuyendo el miedo producto de la poca información que podemos tener,  en relación a las patologías bucodentales, hemos contactado con los especialistas de Smile Me, quienes nos comentaron todo lo referente a la agenesia dental, una patología muy frecuente y de la que los pacientes sabemos muy poco.

¿Qué es la agenesia dental?

Es la ausencia de un diente, porque nunca ha llegado a desarrollarse. Aunque de primera instancia puede no parecer un problema más allá de la estética, lo cierto es que sus consecuencias pueden ser graves, especialmente en el caso de la agenesia dental en niños. En estos casos, es fácil que se desarrollen anomalías en otras piezas de la dentadura, lo que puede derivar en una alineación incorrecta de los dientes permanentes, lo que técnicamente se llama maloclusión dental.

Como ya hemos dicho, la agenesia es la falta de desarrollo de una pieza dental. Esto quiere decir que aunque la pieza dental nazca, no brota, lo que se conoce como nacimiento dental tardío. En este particular es importante estar muy atentos al proceso de dentición de los niños, ya que los padres y representantes son los que deberán indicarle al odontopediatra si los dientes no están brotando cuando corresponde. La mejor forma de comprobar que esto no ocurra es con una radiografía panorámica, donde el especialista podrá determinar si el diente está dentro de la encía o el hueso.

Hay algunos dientes que suelen ser mucho más comunes en los casos de agenesia dental, estos son: las muelas del juicio, los premolares y los incisivos, tanto superiores como inferiores.

Se desconoce una causa concreta de este problema de agenesia, sin embargo, se percibe un componente hereditario. Es posible encontrar dicho problema dental en distintos miembros de la familia. Por ello es recomendable que con la primera visita al dentista de un niño se comunique al especialista sobre el problema para que pueda tomar medidas.

Otro caso que afecta a la agenesia dental son las enfermedades relacionadas con una alteración sistémica que se pueden apreciar en algunos síndromes como es el caso del Síndrome de Down o problemas bucodentales como el labio leporino, por mencionar algunas.

Tipos de agenesia dental

Dentro de esta patología lo primero que hay que entender es que puede ser unilateral, esto significa que puede afectar a un solo lado de la boca o, por el contrario, bilateral, se ven afectados ambos lados de la boca. Teniendo esto en mente, es importante conocer cuales son los tres tipos de agenesia que existen:

  • Agenesia puntual o Hipodoncia: Se conoce así a la ausencia de 1 a 6 dientes. Este caso afecta al 25% de la población y suele estar relacionado con la falta de las muelas del juicio.
  • Agenesia múltiple u Oligodoncia: Es el caso cuando faltan más de 6 dientes en una misma arcada. Este tipo de agenesia dental es poco habitual y suele ir acompañado de anomalías en las piezas que sí han erupcionado.
  • Anodoncia: Este caso se da cuando no hay ningún diente en la boca, suele ser de origen congénito.

¿Cómo se diagnostica la agenesia?

Para diagnosticar correctamente la agenesia, debemos tener en mente que la atención odontológica de los niños desde la primera infancia es fundamental. Los odontopediatras son especialistas en el desarrollo dental de los niños y son quienes podrán identificar si hay algún asunto que deba ser atendido.

El problema es que por lo general se suele olvidar que las recomendaciones para una buena salud bucodental, implican por lo menos una visita anual al odontólogo y que esto incluye a los bebés a partir del primer brote dental.

A medida que los niños van creciendo y mudando las piezas dentales es importante que las visitas al dentista sean programadas 1 o 2 veces al año, de manera que en esas revisiones el profesional pueda observar los cambios en la dentadura, así como también realizar radiografías que le indiquen cual es la posición de los dientes que aún no han salido

Aunque en principio la agenesia se vincula a cuestiones estéticas, la ausencia de una o varias piezas también puede afectar a la funcionalidad de nuestra boca para masticar o hablar, pues como mencionamos antes, se crea una alineación dental incorrecta, ya que la existencia de espacios dentales provoca posiciones anómalas y forzadas en el resto de la boca.

En los casos más graves (anodoncia y oligodoncia), la detección precoz es fundamental para aplicar el tratamiento más adecuado (implantes, prótesis dentales y ortodoncia). Esta patología es fácil de detectar en edades tempranas, cuando el odontopediatra comprueba si las piezas dentales del niño se han desarrollado con normalidad, pero para ello es necesario cumplir con el cronograma de visitas anuales pues es la única forma de que el dentista pueda realizar los estudios visuales necesarios que le permitirán identificar/diagnosticar esta y otras patologías bucodentales.

El diagnóstico en adultos también es relativamente sencillo y se hace gracias al examen de radiografías bucales. En los adultos la agenesia se relaciona con:

  • Existen una o varias piezas que tienen un tamaño más pequeño de lo normal porque son de leche, ya que no hay un diente que erupciona para sustituirlo.
  • Una vez se produce el recambio dentario normal, la persona carece de una o varias piezas dentales.

 

¿Cómo es el tratamiento de la agenesia?

Para el tratamiento de la agenesia debemos contar con profesionales de varias especialidades de la odontología, como la implantología, la ortodoncia y la estética dental, que creen un plan de acción tomando en cuenta los siguientes aspectos:

  • Número de dientes que faltan.
  • Ubicación de las piezas dentales ausentes.
  • Edad del paciente.
  • Estado de la dentición del paciente.

 

En muchos casos de agenesia dental, especialmente si el paciente ya ha renovado su dentadura (es decir, que ya pasó por el proceso de muda de los dientes de leche), se da el caso de que el espacio que estaba “libre” es ocupado parcial o totalmente por  los dientes adyacentes, provocando que éstos están mal ubicados y apiñados. En este tipo de agenesia dental el tratamiento consiste en “abrir” ese espacio y ubicar en el mismo un implante dental colocando una raíz artificial y una corona dental.

Una segunda opción es intentar corregir la separación provocada en la arcada con ortodoncia. Si el paciente conserva el diente de leche, lo ideal es que el implantólogo intente mantenerlo el máximo tiempo posible preparando la arcada para el futuro implante. De no ser así, se colocará un mantenedor de espacio para que los dientes queden perfectamente alineados y con el espacio justo para introducir el implante dental donde sea preciso.

Por último, si el paciente carece de varias piezas en la misma arcada, el especialista puede colocar un puente o confeccionar una prótesis parcial fija, que encaje con el resto de las piezas dentales y que no desentone estéticamente.

Agenesia y autoestima

Cuando se es pequeño y en proceso de mudanza de piezas dentales, padecer agenesia no es un gran problema, porque todos los niños están en la misma posición. Además es evidente que durante ese período, la caída de los dientes es motivo de celebración, el problema viene cuando esa etapa se acaba.

A medida que el tiempo pasa es que verdaderamente se ven cuales son las consecuencias a nivel emocional que produce la agenesia, pues no es lo mismo no tener todas las piezas dentales a los 8 años que no tenerlas a los 15 o 16.

Cuando el factor estético y social se hace importante, es donde sufrir de esta patología afecta directamente la autoestima de quien lo padece. Por eso es tan importante que se pueda identificar a tiempo y se trabaje en pro de la reconstrucción de la sonrisa desde el diagnóstico.

Otro aspecto que es muy importante es que si bien la agenesia afecta la autoestima y crea inseguridades a largo plazo, también afecta la vida diaria. Pues no poseer todas las piezas dentales hace que las cosas que son sencillas para muchos, sean más complicadas para estas personas.

Hay un factor muy importante que debe ser tomado en cuenta cuando se habla de “tratamientos opcionales en la odontología”, pues es hora de que se le dé el valor a los procedimientos odontológicos estéticos, pues en casos como estos, son muy necesarios para ayudar a las personas que padecen de este tipo de patologías a superar esas inseguridades que afectan su autoestima y su desenvolvimiento diario.

La agenesia es una patología bucodental que tiene solución y que si se atiende desde la infancia no pasará a mayores. Lo importante es trabajar de la mano de profesionales que estén capacitados para tratar este tipo de complicaciones, tanto en sus primeras etapas como en los casos avanzados.

 

Deja una respuesta