Todos juntos contra el cambio climático
28 enero, 2020

Todos juntos contra el cambio climático

Debemos cuidar del medio ambiente y parece que no termina de entrarnos en la cabeza. Se cuentan por miles las personas que pierden la vida cada año a causa de la contaminación, la mayoría por problemas respiratorios, y el cambio climático está causando estragos en todos los puntos del planeta, tanto por el aumento de temperatura global como por las tormentas que asolan diferentes zonas geográficas, como las sufridas en la Vega Baja hace unos meses en España o las que se acaban de sufrir en todo el Mediterráneo este pasado mes con la borrasca Gloria. ¿Cuándo vamos a actuar todos juntos?

Hay muchísimas cosas que nosotros, a nivel individual, podemos hacer por nuestro planeta. Lógicamente tiene mucha más incidencia todo lo que se haga a nivel estatal o por parte de grandes empresas, pues al tener un impacto mayor en nuestro ecosistema cualquier cambio, a favor o en contra, afecta también mucho más. Pero la realidad es que si toda la población pusiera de su parte para cambiar las cosas, el impacto que conseguiríamos sobre el medio ambiente también sería muy positivo. Pero ¿Qué podemos hacer?

Reciclaje

Hay muchísimos productos que usamos a diario y que pueden ser reciclados. Hablamos, por supuesto, de todo el plástico, el cartón y el papel, el cristal, pero también hablamos del aceite de cocina, de las pilas y baterías, la ropa, e incluso los residuos orgánicos. Veamos una lista de coas que podemos reciclar y que a veces no pensamos que sea posible:

  • Metal: si tienes electrodomésticos, chatarra doméstica o cualquier tipo de metal no lo tires al contenedor, véndela a quien la necesita o regálasela a quienes buscan chatarra en la basura para venderla positeriormente.
  • Juguetes: no tires los juguetes. Todo juguete de plástico roto pude reciclarse y aquellos que estén en buen estado pueden ser usados por niños con falta de recursos, dónalos. También puedes venderlos de segunda mano, lo importante es que no acaben en el contenedor de basura erróneo.
  • Neumáticos: son muchas las personas que utilizan los neumáticos usados para crear muebles o para hacer deporte. Pon anuncios, véndelos o regálalos, no los tires. Recicla.
  • Madera: si tus muebles de madera ya no sirven porque están en mal estado, véndelos a fábricas que los convierten en Pellets para la chimenea, dónalos para que alguna ONG los restaure y los venda de segunda mano o si están en buen estado véndelos tú mismo a alguien que los necesite.
  • Aceite: tal y como decíamos, el aceite puede ser reciclado también. Ve guardando el aceite usado en una garrafa y luego llévalo a puntos de recogida de aceite o, si eres muy manitas, podrás fabricar jabón ecológico y ahorrar mucho dinero.

Productos de limpieza

Como veíamos en el punto anterior, limpiar la casa o incluso nuestro cuerpo no tiene por qué contaminar. Por un lado, podemos fabricar nuestros propios jabones ecológicos en casa, solo necesitaremos aceite usado, pastillas de glicerina, colorantes naturales y aceites esenciales, nada más. Pero también podemos comprar limpiadores ecológicos concentrados para limpiar nuestro hogar. En Ecokimia aseguran que el nivel de limpieza que proporcionan estos productos es igual o superior que el de los productos con base química a los que estamos acostumbrados y, además, la concentración que tienen este tipo de productos de limpieza ecológicos permiten un mayor ahorro aunque, a priori, la botella tenga en un coste mayor.

Energía

Reduce tu gasto de energía todo lo que puedas. Apaga las luces cuando no estés en una habitación, apaga todos los electrodomésticos que no estés usando en ese momento, incluso los que estén en stand by y, por supuesto, intenta usar energía renovable dentro de tus posibilidades.

Agua

Ahorra toda el agua que te sea posible. Reducir el consumo de agua no solo beneficiará tu factura, sino también al planeta.

Plantas

Si tienes un terreno, jardín o similar, planta árboles, arbustos, flores o cualquier otra planta que te guste. También puedes tener un pequeño huerto o terreno para cultivar. Si no dispones de ningún terreno, puedes tener plantas en balcones y ventanas. Haz lo que sea necesario para ayudar al medio ambiente.

Usa el transporte público y camina más

Hay veces en las que el coche puede quedarse aparcado en el garaje y podemos usar más las piernas, o los medios de transporte públicos. Cada vez que usas un vehículo privado contaminas así que piensa muy bien en si necesitas cogerlo o no.

Compra productos reciclados y ecológicos

Siempre que te sea posible, tanto por salud cuando hablamos de productos alimenticios como por respeto al medio ambiente, compra productos reciclados y productos locales artesanales.

Y, por supuesto, educa a tus hijos y quienquiera que desee escucharte.

Deja un comentario