Videovigilancia: la mejor garantía de seguridad para los locales comerciales
13 julio, 2021

Videovigilancia: la mejor garantía de seguridad para los locales comerciales

Una de las mayores preocupaciones de los pequeños emprendedores es la seguridad de su negocio desde el punto de vista físico. Seguro que en cada uno de vuestros pueblos o ciudades habéis recibido en alguna ocasión la noticia de que se ha producido un robo en un local comercial, algo que puede generar perjuicios de primer nivel a la entidad que lo sufre. Desde luego, no cabe la menor duda de que todo el mundo intenta protegerse ante este tipo de cuestiones y que esa es la única vía para quedarnos medianamente tranquilos en lo que tiene que ver con este asunto.

Los datos que nos dejan los últimos años en materia de robos en locales comerciales son, en efecto, para preocuparse. Una noticia publicada en la página web del Heraldo informaba de que estaba aumentando el número de robos en locales comerciales. Y ojo, que estamos hablando de un artículo publicado en septiembre de 2020. Como veis, ni siquiera a pesar de la pandemia este tipo de problemas se ha reducido. Así que hay que seguir ojo avizor y apostar por la mejor de las protecciones ante asuntos de esta magnitud. Eso lo que nos permitirá dormir tranquilos.

Más preocupante es lo que apunta el portal web de la agencia de noticias Europa Press, que asegura que el robo en locales comerciales aumentó un 80’7% acumulado en Barcelona desde 2016 a 2019. Estamos hablando de que la delincuencia crece y que, en muchas ocasiones, los asaltantes se salen con la suya. Y eso no puede seguir así, máxime en un momento en el que, desde luego, la situación económica es tan débil como ahora. Ni que decir tiene que los emprendedores tienen que buscar una protección fiable, eficaz y eficiente para mandar al traste cualquier intento de robo.

La seguridad en los locales comerciales se ha convertido en un asunto capital para miles de pequeños empresarios de toda España. Esta cuestión ya era importante en años anteriores, pero ahora se ha convertido en un asunto capital. Desde el inicio de la crisis económica de 2008, momento en el que la delincuencia se disparó en España, no ha hecho sino crecer el número de emprendedores que buscan reforzar la seguridad de sus establecimientos a través de la instalación de cámaras de vigilancia. Son datos que nos han facilitado los empleados de FGL Sistemas de Control.

Este es uno de los sistemas que, desde luego, hace que haya una mayor cantidad de gente que se piense dos veces aquello de robar. Es cierto que resulta bastante triste que haya que poner una cámara para que las normas sean cumplidas, pero parece ser que el ser humano solo entiende eso. Ojalá que en un futuro no haga falta disponer de estos aparatos, pero la verdad es que, en los momentos en los que nos encontramos, la verdad es que es bastante necesario disponer de ellos. De lo contrario, no nos podemos quedar tranquilos ni mucho menos.

Más necesarias aquí que en otras zonas de Europa

Hay que hacer algo de autocrítica en lo que a nuestro país se refiere. Los robos son más frecuentes en el interior de nuestras fronteras que en otros países de nuestro entorno. Francia, Alemania, el Reino Unido, Holanda, Bélgica, los países escandinavos… tienen índices mucho menores, lo que hace que no sean tan necesarias las cámaras de seguridad en muchos lugares. Sin embargo, aquí nos han salvado de muchos peligros. Y lo cierto es que es un reflejo de la necesidad que tenemos de cambiar de mentalidad. Ojalá que así sea. Y más pronto que tarde.

El objetivo, como es lógico, es evitar que se produzcan robos de cualquier tipo en los establecimientos de las empresas. Hay negocios, como lo pueden ser las joyerías o los bancos, en los que el valor del dinero en metálico o de los productos que se comercializan (especialmente en las primeras) hace que sean blancos siempre interesantes para los malhechores. Pero, desde luego, es evidente que cualquier empresa es susceptible de sufrir un ataque de este tipo. Esperamos que, más pronto que tarde, las cámaras de seguridad ahuyenten a todas esas personas que tengan algo malo en mente.

Ojalá que nuestra sociedad cambiara y los asaltos a locales comerciales, además de los asaltos a viviendas particulares, se acaben pronto. La realidad, por desgracia, es otra y hay que admitirla, pero con la lucha necesaria para evitar males que ni las personas ni las organizaciones merecen. Desde luego, ya son demasiados los casos de injusticias que se han producido en España desde hace demasiados años. Es hora de parar esto. Cualquier medida que nos ayude a cumplir con este objetivo ha de ser bienvenida. Y la más eficaz es siempre la videovigilancia.

 

Deja una respuesta