Actívate y come sano
5 junio, 2019

Actívate y come sano

Estamos en un momento en el que nuestra sociedad ha empezado a comprender la importancia de estar en forma y abandonar el sedentarismo. El “sofing” ya no se lleva, y eso es maravilloso, ahora lo que está de moda es salir a caminar, a correr, a hacer senderismo los fines de semana o hacer una ruta en bicicleta. Del mismo modo, el tema de la alimentación está pegando fuerte en todos los sectores, dando especial importancia  la conocida “real food” o comida real, es decir, todo aquello no procesado que podemos comer sin aditivos y esto, a la larga y si sigue esta tendencia, traerá beneficios generales a nuestra sociedad.

Cuando el sedentarismo se convierte en nuestro estilo de vida, empezamos a sufrir una serie de efectos negativos que pueden ser muy perjudiciales para nuestra salud. Podéis pensar, que no son tantos quienes practican este “deporte” de continuo, pero la realidad es que sí los son. Pensad en todos aquellos que trabajan 8 horas frente a un ordenador, sentados en escritorios, hay miles de puestos de trabajo similares y esas personas, que llegan a casa cansadas por la tarde, muchas veces no tienen tiempo de hacer ejercicio y cuidarse. Sin embargo, debemos sacar ese tiempo de donde haga falta.

Efectos negativos del sedentarismo

  • Articulaciones y músculos atrofiados: la vida sedentaria trae consigo la pérdida de masa ósea y muscular lo que acaba trayendo consigo la artritis, la osteoporosis y otros problemas de articulaciones.
  • Envejecimiento prematuro: la piel se vuelve flácida, nuestros músculos pierdes forma y fuerza y además, muchos estudios afirman que la falta de actividad favorece la aparición del Alzheimer.
  • Ganamos peso: al llevar una vida sedentaria tendemos a acumular las calorías que ingerimos en forma de grasa, lo que hace que aumente nuestro peso y ganemos en obesidad. El sobrepeso es uno de los grandes males del siglo XXI y debemos combatirlo.
  • Cansancio: cuanto menos haces, menos cosas te apetecen hacer. Es la pescadilla que se muerde la cola. Si no hacer ejercicio acabarás cansado de hacer cualquier tipo de movimiento y eso te desanimará. Algunas personas incluso sufren depresión, ansiedad o cansancio crónico.
  • Enfermedades del corazón: la falta de actividad física trae consigo un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares e hipertensión: infartos, muerte súbita y diabetes.
  • Infertilidad: el sobrepeso y la falta de ejercicio está asociado a la infertilidad. Los expertos han descubierto que la obesidad afecta a la calidad de los óvulos, del embrión y del entorno uterino.

Por eso es tan importante llevar una vida sana en todos los sentidos, tanto a nivel nutricional como a nivel de actividad física. ¿Y tú, vas a cambiar el sofá por las zapatillas?

Tanto si decides entrenar por las mañanas como si puedes hacerlo por las tardes o noches, ten en cuenta que tampoco hace falta que dediques tres horas de tu tiempo diario. Hablamos de unos 45 minutos diarios o cada dos días dedicados a caminar con ligereza, correr, o practicar tu deporte favorito.

Consejos sobre nutrición

Si ya entrenas a diario, o casi a diario, solo te falta llevar una buena alimentación para poder tener un 10 en hábitos saludables. Y si llevas una buena alimentación entonces lo que te falta es hacer algo de deporte ¿verdad? Lo ideal es que sigas nuestro consejo y te animes a practicar alguna actividad todos los días, de forma ligera, y por supuesto, que sigas estos consejos de nutrición específicos para dicho entrenamiento:

  • No hagas ayuno para entrenar. Debes comer tanto antes como después del ejercicio para asegurarte de que estás lleno de energía y potenciar la recuperación muscular. Hay algunos complementos alimenticios que pueden ayudarte. En Sfy Nutrition aseguran que hay un complemento para cada tipo de entrenamiento y objetivo personal, por lo que lo ideal es consular con profesionales que puedan asesorarnos debidamente antes de comprar cualquier tipo de producto.
  • Después de entrenar comer algo rico en proteínas.
  • Espera al menos una hora para comer algo después de entrenar, pero no más de cuatro.
  • Si te sientes demasiado cansado después de hacer ejercicio es posible que necesites comer más nutrientes sanos: fruta, vegetales, proteínas, etc.
  • No evites ningún nutriente, debes comer proteína, grasa y carbohidratos a diario.
  • Evita las harinas sin fibra, los azúcares, la bollería, repostería, refrescos, cereales de caja, mermeladas… busca la comida real y olvídate de todo lo procesado.

Y ante todo, si quieres hacer esto para adelgazar, sigue los consejos de un nutricionista profesional y entrenador personal, son quienes mejor pueden ayudarte.

Deja un comentario