Correr por el campo

Correr por el campo

Cuando saqué mi plaza fija en un colegio de Madrid fui la persona más feliz del mundo. Después de años de estudio, sacrificio y dinero logré sacar una plaza fija que me permitía asegurar mi futuro. Ahora bien, si algo me preocupaba era irme a vivir a unas de las ciudades más contaminadas de Europa. Y no lo digo yo, lo dicen los datos. El alto tráfico, los anticiclones, la incidencia del frío y en consecuencia el funcionamiento de las calefacciones están consiguiendo que la 'boina' que antes veíamos cubrir el cielo de Madrid se convierta en un sombrero de dimensiones inabarcables. El Ayuntamiento de la capital crea escenarios de protocolos de anticontaminación, pero que creo que todavía no sirven para nada.

¿Cómo puedo ser más ecológico?

¿Cómo puedo ser más ecológico?

¿Y yo cómo puedo ser más ecológico? Es la gran pregunta que nos hacemos siempre que vemos que nos estamos cargando el medio ambiente. Lo ideal es que fueran las grandes empresas, que son las que más contaminan, pero es cierto que en nuestro día a día, podemos hacer cosas para mejorar. Porque grano a grano se hace granero, y más en una cuestión tan importante como es el medio ambiente, entre todos tenemos que trabajar para dejar un mundo mejor a nuestros hijos.