¿Calzado nuevo? Cuidado con lo que compras
5 octubre, 2018

¿Calzado nuevo? Cuidado con lo que compras

Parece que cuando llegan estas fechas todo el mundo tiene que estrenar modelito, bien el día de Navidad, bien en Nochebuena o en la fiesta de Nochevieja. Que si el vestido, el abrigo para ir a la feria, los zapatos… Así, tanto niños como adultos, lucen sus nuevas galas en los días más señalados, pero mientras que la ropa, dentro de unos márgenes lógicos, no importa tanto dónde la compremos, lo de los zapatos es un tema aparte.

La sociedad sigue haciendo caso omiso a los expertos y especialistas, en otras palabras, hace lo que le viene en gana en contra, muchas veces, de las recomendaciones médicas. Llevan años diciendo que los tacones, por muy bonitos que sean, causan estragos en los pies de las mujeres, pero los diseñadores cada vez crean calzado con más centímetros de altura. Si bien es verdad que hay cierta tendencia por parte de muchas chicas millienials a buscar la comodidad y la salud por encima de la belleza, aún siguen siendo muchas las que prefieren lucir palmito, y eso a pesar de que cada vez hay más firmas que diseñan zapatos de fiesta bajos y  a pesar de que parecen estar poniéndose de moda.

Ahora bien, que empiecen a verse en las zapaterías no significa que vayamos a encontrar un buen par económico en cualquier franquicia porque, por ahora, son las firmas de renombre las que han empezado a crear tacones menos vertiginosos. En Calzados Luz, una tienda online bastante asequible, cuentan con una amplia gama de calzado de diferentes firmas como pikolinos, fluchos o hispanitas entre otras marcas, y la mayoría de ellas ya tienen varios modelos cómodos y sin tacones entre sus catálogos de temporada. Podemos comprar estos zapatos Callaghan online cómodos y elegantes a muy buen precio, o estos zapatos Hispanitas, pero olvidad el zapato típico de Zara, H&M o Stradivarius, porque en esas tiendas lo que sigue de moda son los taconazos de aguja.

Los más pequeños de la casa

Con los niños ocurre algo similar y, si bien es verdad que por ahora hay muy pocos padres locos que pongan a las niñas zapatos de tacón, muchos de nosotros estamos acostumbrados a comprar zapatos económicos en cualquier tienda de barrio o cualquier gran superficie porque nos resulta doloroso comprar zapatos más caros a unos niños que crecerán y que tendrán que cambiar de número en un corto espacio de tiempo.

Con esto no quiero decir que todo lo económico sea de mala calidad, ni mucho menos, pero la realidad es que la mayoría de calzado infantil proveniente de países asiáticos (que suelen ser los más baratos) se hacen con moldes estándar que no respetan la ergonomía del pie de los niños, y el mejor ejemplo lo tenemos en las zapatillas con ruedas, un calzado muy de moda entre el público infantil que todos los padres regalamos a nuestros hijos y que pueden dañar seriamente sus pies.

Un estudio realizado por Roberto Pascual, experto en Podología Infantil y profesor de la Universidad Miguel Hernández, alerta sobre el uso de este tipo de “deportivas”. Para empezar, nuestra postura natural estando descalzos en el suelo supone que el 75% de nuestro peso lo soporte el talón y el 25% restante nuestro antepié, pero con las zapatillas de ruedines ocurre lo mismo con que los tacones, y es que pasamos a apoyar muchísimo más porcentaje de peso en el antepié que en el talón, y esa parte de nuestra anatomía no está preparada para ello, pues tiene función dinámica, no de soporte, lo que daña la postura y la fisionomía de los pies de los niños.

Los pequeños han de llevar un calzado ergonómico, flexible, adaptable y con una buena sujeción, esa es la única manera de asegurar una pisada correcta para evitar una mala higiene postural que acabe dañando la fisionomía del pie.

Tal vez, lo que ocurre, es que muchos padres cedemos a las peticiones de nuestros hijos e hijas que quieren ir a la última moda, pero para eso no es necesario comprar zapatos inadecuados sino mostrarles que los buenos diseños pueden estar tan a la moda como ese calzado que todos los niños llevan en su escuela. En zapaterías especializadas como Andandito o Piesitos podemos comprar merceditas o cualquier otro tipo de calzado para niñas online totalmente diseñado para adaptarse al pie de los más pequeños de la casa. Ahora bien ¿son todos los pies de los niños iguales?

Adiós a heredar zapatos

Cada niño tiene una pisada diferente, corre diferente y, por supuesto, hace actividades diferentes, por lo que reutilizar el calzado infantil puede ser perjudicial para el niño o la niña que lo hereda, pues obligamos a su pie a adoptar la fisionomía de su predecesor. Y es que esos zapatos están deformados, o adaptados, al pie de su hermano mayor.

A partir de los 8 años de edad la manga puede ser algo más flexible pero es importante no usar calzado reutilizado antes de esa edad ya que es el periodo en el que se desarrolla el 80% de la evolución angular y torsional de los miembros inferiores. Cada niño va adaptando los zapatos a su forma de caminar, por lo que utilizar calzado desgastado y acomodado a otra persona puede provocar molestias, pero también afectar al desarrollo natural de la estructura del pie del pequeño.

Para elegir un buen calzado infantil debemos:

  • No dar prioridad a la moda
  • Elegir un zapato específico para cada actividad deportiva
  • Probarle los zapatos nuevos al final del día

Deja un comentario