Cómo detectar si tu semen está sano
14 enero, 2019

Cómo detectar si tu semen está sano

España está abocada a convertirse en un país de viejos debido a que cada vez existen menos parejas que deciden tener hijos, o las mismas retrasan los hijos hasta pasados los treinta años, lo que puede dificultar el embarazo en algunos casos. Esto es un indicativo del nivel de vida que llevamos que está más orientado al trabajo que a dedicar tiempo a la vida familiar.

Esto es un problema, y no solo por el posible colapso del sistema de pensiones que tanto preocupa a la sociedad. Si no porque retrasar la edad para tener hijos puede ser un problema para las mujeres principalmente, pero también para los hombres porque el esperma también se degrada.

Por suerte existen diferentes técnicas para ayudar a las parejas a tener semen, incluso si uno de los dos no es fértil. En clínicas como IVIdono se puede donar semen para ayudar a las parejas que no pueden tener hijos, lo que es un enorme servicio a la sociedad que permite ayudar a tener una sociedad más joven.

Y precisamente de la calidad del semen vamos a hablar hoy, ya que vamos a mostrar algunos aspectos que son indicativos de una buena calidad en el semen.

La figura indica muchos datos

¿Alguna vez te has preguntado porqué inconscientemente et quedas mirando a una persona con un buen físico? No mires hacia otro lado, ya que seas hombre o mujer seguramente te habrá pasado. Y es que el subconsciente te traiciona y en un momento conecta con tu instinto de supervivencia sin ni si quiera enterarte. El motivo por el que pasa esto es porque biológicamente estamos predispuestos a aparearnos con una persona con la que pensamos que nuestra descendencia será exitosa.

El atractivo de una persona suele coincidir con su estado físico, aunque no es así para todos porque para gustos los colores. Pero una cosa es cierta, y es que una mejor forma física incide directamente en la salud del semen tal y como vamos a ver a continuación. Y esto es porque cuando teníamos que luchar para sobrevivir, un cuerpo fibrado era una muestra de ser un buen cazador.

Pues bien, si tienes un tronco libre de grasa es una primera muestra de que tu esperma está en buenas condiciones. Esto no quiere decir que tengas que tener los abdominales de Cristiano Ronaldo, sino que según investigadores holandeses, los hombres con 100 centímetros de cintura o más, tenían menor concentración y conteo de espermas que los hombres con una cintura más saludable. No se sabe porqué tener barriga es malo para los espermatozoides, pero se ree que cargar demasiado peso puede suponer un desajuste en la liberación de hormonas sexuales que afectan a la producción de esperma.

Una de las cosas curiosas que también han descubierto los investigadores españoles y finlandeses es que los rostros anchos y toscos tienden a tener un esperma de menor calidad que los hombres con rostros más finos.  La explicación teórica la aporta la hipótesis del intercambio, según la cual los hombres tienen una cierta cantidad de energía disponible para recursos productivos, y se debe repartir alrededor del cuerpo. Por lo que un rostro que no cumple con las facciones descritas puede que tenga más recursos para mejorar el semen.

La dieta influye mucho, de hecho, los investigadores de la Universidad de Harvard encontraron que los hombres que consumieron más carne procesada tuvieron un conteo de esperma menor al de los hombres que la consumieron menos. El pescado, por otro lado, al parecer tiene propiedades protectoras. Los hombres que comieron más pescado, especialmente los oscuros como el salmón y el atún tuvieron una concentración de esperma 65% mejor que la de los hombres que lo consumieron menos.

Por último, vamos a hablar de un tema que ya ha salido a la luz varias veces como es el de la ropa apretada. Un estudio de 2015 del Reino Unido encontró que los hombres que usaron boxers en vez de ropa interior ajustada fueron 24% menos propensos a tener un conteo bajo de esperma con poca movilidad. La movilidad, la forma en la que el esperma nada, es importante debido a que espermas lentos tienen mayor dificultad para alcanzar el óvulo y fertilizarlo.

Deja un comentario