¿Cómo puedo ser más ecológico?
14 enero, 2019

¿Cómo puedo ser más ecológico?

¿Y yo cómo puedo ser más ecológico? Es la gran pregunta que nos hacemos siempre que vemos que nos estamos cargando el medio ambiente. Lo ideal es que fueran las grandes empresas, que son las que más contaminan, pero es cierto que en nuestro día a día, podemos hacer cosas para mejorar. Porque grano a grano se hace granero, y más en una cuestión tan importante como es el medio ambiente, entre todos tenemos que trabajar para dejar un mundo mejor a nuestros hijos.

Por eso, te vamos a contar pequeños detalles que puedes hacer en casa, es la denominada ecología doméstica.

Utilizar productos reutilizables: servilletas y pañuelos de tela, vajilla de cristal o cerámica, etc. Es preferible usar fiambreras de cristal y evitar el uso del papel de aluminio o film plástico alimentario.

Utilizar productos reciclados y reciclables. Se ahorra agua y otros recursos y disminuye la contaminación. Para fabricar una tonelada de papel virgen se necesitan 115.000 litros de agua; en el caso del papel reciclado 16.000 litros, es decir, un 89% menos.

Antes de tirar cualquier objeto piensa si se puede aprovechar. Los juguetes, ropa usada o los libros pueden ser de utilidad a personas necesitadas.

Separar los residuos en casa para facilitar el reciclaje y utilizar los puntos limpios de tu municipio para depositar aceites, baterías de coche, fluorescentes, restos de pinturas, radiografías, residuos informáticos, etc.

No tirar por los desagües nada que no sea agua. Los restos orgánicos, como los aceites y otros residuos, contaminan nuestros ríos y dificultan el trabajo de las depuradoras. Y mucha atención con las famosas toallitas húmedas. Es cierto que es un gran invento sobre todo para nuestra higiene, pero tan cierto es que contamina mucho. Se estima que las depuradoras recogen en España 10 kilos por persona al año. Además, para limpiar y subsanar las roturas y atascos que producen, una ciudad de un millón de habitantes gasta unos cuatro millones de euros anuales.

Elegir productos de limpieza sin cloro y evitar detergentes con fosfatos y tensoactivos químicos. Cada vez son más las empresas que apuestan por este tipo de productos. En Stocknet Valles compro BioFresh, que elimina y neutraliza los malos olores en todo tipo de ambientes, superficies y tejidos. Es ideal para eliminar olores de tabaco, humedad, ambientes cerrados, animales domésticos, basuras, etc. en el hogar, automóvil, escuelas, vestuarios, locales públicos, oficinas, servicios, vehículos de transporte, etc. Incluso yo lo pruebo en tejidos de difícil lavado como cortinas, tapicerías, alfombras, moquetas, etc, y siempre sale perfecto. Y por un precio que creo que no llega ni a los diez euros. Pero hay muchos más productos.

La importancia del agua

Los datos del INE nos dicen que los españoles consumimos una media de 149 litros por habitante y día. Pero, en realidad esas cifras medias esconden diferencias significativas en el consumo. Influyen factores climáticos (por ejemplo, en época estival gastamos más agua), variables económicas (en general, se consume menos si se aplica una escala de precios del agua que penaliza el despilfarro), variables tecnológicas (el consumo es menor si el hogar está equipado con aparatos eficientes) y variables urbanísticas (las viviendas unifamiliares consumen bastante más que los pisos debido al gasto en el jardín).

Como puede apreciarse, los tres usos principales tienen lugar en un único escenario: el cuarto de baño. La ducha / baño supone, por sí sola un tercio del consumo 34%. Siguen el uso del inodoro (21%) y el gasto del agua en el lavabo 18%. De hecho, de acuerdo con este estudio, en el baño consumimos casi las tres cuartas partes del agua. La conclusión es sencilla: actuando sobre estos tres elementos podemos lograr un ahorro sustancial en el hogar. En España, por ejemplo, el Ministerio ha puesto en marcha un programa educativo encaminado a aquellas familias que quieran contribuir al bienestar medioambiental. Hogares verdes, así se denomina la iniciativa ministerial, porque de eso se trata a fin de cuentas, de construir un hogar global verde empezando por reverdecer los hogares particulares.

El ecologismo de andar por casa es tan importante como las exhibiciones sociales de educación medioambiental. Para ello, hace falta tener bien presente el manual de buenas prácticas domésticas. ¿Has tomado nota?

Deja un comentario