Conoce los beneficios de la fruta deshidratada
16 noviembre, 2021

Conoce los beneficios de la fruta deshidratada

La fruta deshidratada se ha puesto de moda en los últimos tiempos y de hecho, se ha convertido en el snack favorito de muchos. Sin embargo, su sabor dulce hace que surjan dudas acerca de si es de verdad o no un alimento saludable. Acompáñanos a descubrirlo.

¿Qué es la fruta deshidratada?

La fruta deshidratada no es más que una pieza de fruta a la que se le ha extraído su contenido en agua mediante un proceso de secado o deshidratación. De esta forma su tamaño y su peso se reduce, dotándola de la practicidad de poder llevarla con nosotros a nuestro trabajo o al gimnasio para cualquier momento que tengamos un snack. A la vez, se producen cambios en su sabor, volviéndose mucho más dulce y en su textura, la cual se vuelve grumosa debido a la pérdida de agua.

Deshidratar frutas es un método de conservación ideal para estos alimentos, pues concentra varias de sus propiedades, y en la mayoría de los casos no se pierden nutrientes importantes.

Dicho proceso, en la antigüedad, solo podía lograrse dejando la fruta bajo el poder del sol, pero con el paso del tiempo se fueron desarrollando nuevos avances tecnológicos para deshidratar alimentos.  Una de esas técnicas es el uso de túneles de secado que controlan la humedad del ambiente durante el proceso de deshidratación, pero también se pueden usar sustancias o gases como el dióxido de azufre, o  inclusive procesos de sumersión o congelación.

Propiedades de la fruta deshidratada

La fruta deshidratada no tiene azúcares añadidos. Lo que sucede es que al extraérsele la mayor parte de su contenido acuoso, se produce una mayor concentración de nutrientes y azúcares en piezas de menor tamaño y peso, y por eso sentimos que es más dulce. De ahí que deban consumirse con mayor moderación cumpliendo con la cantidad recomendada de solo 50 gramos de azúcar aproximadamente al día.

De la misma forma que concentran su contenido en azúcar, también pasa lo mismo con los nutrientes. De entre estos, el primero que destaca es su alto contenido en fibra, lo cual las convierte en un alimento ideal para prevenir el estreñimiento y favorecer el tránsito intestinal, siendo las frutas deshidratadas con más fibra las ciruelas pasas.

También, son una importante fuente de minerales, entre los que destacan el hierro y el calcio, a los cuales les acompañan el potasio y vitaminas del grupo B y E, además de los antioxidantes. Todos ellos juntos hacen que estas frutas sean un alimento ideal para deportistas, ya que favorecen la recuperación tras un esfuerzo intenso. Además, proporcionan gran cantidad de energía.

Por último, gracias a sus propiedades también son aptas para personas diabéticas, las cuales no pueden comer una amplia cantidad de fruta por su alto contenido en azúcar. Sin embargo, las frutas deshidratadas tienen un índice glucémico más bajo debido a su mayor concentración de fibra y antioxidantes.

Beneficios de la fruta deshidratada

Como veníamos mencionando en el punto anterior, las frutas deshidratadas traen muchos beneficios a la salud de aquellos que las consumen. El principal, se podría decir que es que aporta una gran cantidad de energía con la que mantenernos con fuerza durante todo el día. Y es que una ración de fruta deshidratada nos aporta unas 50-70 Kcal, siendo las que más energía aportan las uvas pasas, los higos y las ciruelas.

Por otro lado, las frutas deshidratadas son una rica fuente de vitaminas y minerales, como el calcio, hierro, potasio y magnesio. Además, también de vitaminas A, E y B, capaces de regular nuestro organismo y fortalecer nuestro sistema inmunológico, que, por cierto, es el que nos defienden ante virus como el Covid.

Otro de los atractivos de esta fruta es que tiene un efecto saciante que es de mucha ayuda cuando quieres seguir una dieta y del cual hablaremos más adelante.

También tiene un alto contenido en fibra, de más o menos 12 gramos de fibra por cada 100 gramos, lo que nos permite regular nuestra digestión. Además de una característica antioxidante que ayuda, y mucho, a la salud de nuestro corazón.

La fruta deshidratada también es apta para las personas diabéticas. De hecho, hay estudios que corroboran que gracias a su elevado contenido de fibra y antioxidantes polifenoles, las frutas deshidratadas tienen un índice glucémico entre bajo y medio. Por lo que es un buen sustitutivo de las frutas con más azúcar.

Incluso, otro de los beneficios de comprar fruta deshidratada es su capacidad para fortalecer los huesos ya que contienen calcio y la vitamina K.

En fin, los beneficios de estos nutritivos alimentos los podemos explicar de la siguiente manera:

  • Puedes llevártela a cualquier parte en forma de snack

Estas frutas deshidratadas son la perfecta opción si necesitas comer algo dulce entre horas o para saciar el conocido “picoteo”. De hecho, es la alternativa ideal a dejarte llevar por los azúcares refinados, galletas o bollería, los cuales, más bien, debemos evitar a toda costa.

Una porción de fruta seca es mucho más pequeña que la misma fruta, pero en su estado original, por lo cual transportarla a cualquier parte es muy sencillo. De esta forma,  puedes llevarla contigo y consumirla en cualquier momento como una opción sana.

Por esto, te animamos a comer una ración diaria de estos alimentos como tentempié, ya que nutre, calma el hambre debido a su gran saciedad y además, no contiene una gran cantidad de calorías.

  • Sus vitaminas y minerales permanecen prácticamente intactos

Después de someterlas al proceso de deshidratación, las propiedades nutricionales de estas frutas suelen conservarse. Con esto nos referimos a su aporte de minerales, como el calcio, potasio y magnesio, y su contenido en vitaminas de todo tipo, ya sea cualquier vitamina del complejo B, como vitamina A como vitamina C.

Así, esta combinación de minerales y vitaminas hace posible el buen funcionamiento del organismo y protegen a nuestro sistema inmunológico de enfermedades e infecciones.

  • Conservan una gran cantidad de fibra

Pese a no contener casi nada de agua, la fibra de las frutas deshidratadas sigue intacta. Como dijimos anteriormente, esta cantidad es de un promedio de 12 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto, aunque depende de la fruta que hayamos elegido. Las más ricas en fibra suelen ser los higos, las manzanas, el plátano o las peras.

Dicha fibra está indicada si tienes problemas digestivos o necesitas que tu salud gastrointestinal mejore.

  • Se conserva mejor que la fruta normal

Gracias al proceso de deshidratación, las frutas se conservan durante más tiempo, y ya no sucederá que cuando pasen unas horas , la fruta se comience a poner mala. Por el contrario, siempre estará en perfecto estado para que la puedas consumir.

  • Están disponibles todo el año

Con la fruta deshidratada no necesitas esperar a que sea la mejor temporada de cosecha para una fruta en específico, sino que puedes adquirirlas en cualquier momento.

De igual forma puedes conseguir la fruta fresca en su temporada y dejarla secar para conservarla y disfrutarla el resto del año.

Las desventajas de la fruta deshidratada

Aunque si que esta opción alimenticia tiene sus muchos beneficios, como todo, también tiene algunos factores de cuidado. Estos son:

  • Posible exceso de azúcar

Algunas de estas frutas deshidratadas contienen más azúcar de lo normal. Esto porque, para hacerlas más deliciosas, muchas de las empresas que las fabrican añaden químicos y azúcares añadidos que no son nada beneficiosos para nuestra salud. Un ejemplo de esto suelen ser los arándanos o las fresas.

La consecuencia de consumir este exceso de azúcar puede contribuir a aumentar las posibilidades de sufrir diabetes, de tener problemas cardiovasculares y de que nuestra salud empeore.

Sin embargo, podemos evitarlo fijándonos en la etiqueta de estos productos para verificar que dice “sin azúcares añadidos”, lo cual sirve de garantía de que de verdad estará adquiriendo un producto sano y beneficioso para tu salud.

Un alimento sano

Entonces, como respuesta a la duda de si de vedad estas frutas son una alternativa sana o no para nuestra dieta, tenemos que confirmar que las frutas deshidratadas son un tentempié muy nutritivo y saludable. Como hemos dicho anteriormente, al ser muy saciantes, debido a su alto contenido en fibra, una pequeña cantidad permite calmar la ansiedad entre horas, sin pasarnos con las calorías.

Nos aporta las vitaminas, minerales y energía que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente.

Además que podemos encontrar variedad en los supermercados, desde uvas y ciruelas pasas, hasta higos secos, plátano, melocotón y manzana, solo por mencionar algunos.

Y lo mejor es que no solo nos sirve como snack, sino que también pueden añadirse a recetas de ensaladas, desayunos y barritas energéticas; o, utilizarse como alternativa al azúcar en purés. Sin duda, un gran recurso para cocinar y comer más sano.

Frutas deshidratadas que debes probar

Nuestros amigos de Frutos Secos El Carmen nos recomiendan probar los siguientes frutos secos:

  • Manzana
  • Pera
  • Naranja
  • Plátano
  • Dátil
  • Higos
  • Tomates
  • Ciruela pasa
  • Fresas
  • Arándanos

 

Deja una respuesta