14 octubre, 2019

El sector metalúrgico protagoniza un avance sustancial en materia tecnológica

Con el fin de la crisis económica que ha marcado la vida de millones de españoles y españolas desde el año 2008, muchos sectores de actividad han logrado recuperar una buena parte del terreno perdido en lo que se refiere a su producción. Hemos hablado algunas veces de la recuperación que viene siendo cada vez más evidente en el sector de la construcción. Pero lo cierto es que este no es el único ejemplo de ello. Otros sectores, como lo es el de la metalurgia, del que vamos a hablar en este artículo, también parecen estar siguiendo ese mismo camino.

A nadie le sorprendería saber que el de la metalurgia era uno de los sectores de actividad que venía retrocediendo en lo relativo a su producción desde hacía décadas. Bastaba echar un vistazo a la gente y las empresas dedicadas a esto en una región como lo es Euskadi, en la que siempre ha sido vital este sector. La crisis finalizó el ciclo regresivo del que hacía gala la metalurgia tanto vasca como la española y, en los tiempos que corren, parece que se está produciendo un periodo expansivo después de mucho mucho tiempo de malas noticias.

Son muchas las personas que consideran que esto se ha producido a causa de la llegada de las nuevas tecnologías al sector. Unas nuevas tecnologías de las que están haciendo gala las empresas dedicadas a este tipo de asuntos a lo largo y ancho de todo el mundo. Una noticia que fue publicada en el portal web especializado Metales y Metalurgia aseguraba que, en efecto, la producción de este tipo de empresas había crecido un 4’9% a nivel mundial, lo cual ejemplifica muy bien el asunto del que venimos hablando. Y es que no es para menos.

La seguridad, de la mano de la tecnología en este sector 

Una de las cuestiones que han permitido hacer de la metalurgia un sector más eficiente y que por tanto es capaz de aumentar su producción es el hecho de que se ha reforzado la seguridad de este tipo de trabajos, algo que era realmente necesario teniendo en cuenta la propia naturaleza del trabajo. Y esa seguridad ha sido reforzada gracias a la evolución de la tecnología, en concreto de las cámaras termográficas que nos permiten conocer la situación en el interior de uno de los hornos que se suelen utilizar para este tipo de labores. Así nos lo han confirmado desde Ibertronix, una entidad dedicada a la comercialización de productos como el que acabamos de mencionar. Y es que, según ellos, ha crecido, gracias a esto, la productividad en un sector que venía en caída libre en los últimos tiempos.

Que haya mejorado la seguridad de algo realmente importante dentro de este sector por razones obvias. Se trataba de una actividad que registraba una de las más altas tasas de mortalidad. Y era necesario eliminar esa mala fama, algo que se ha conseguido de una manera bastante grande de un tiempo a esta parte. Desde luego, el sector no solo ha evolucionado en pos de adaptarse tecnológicamente a las nuevas necesidades del mercado y de la sociedad, sino que lo ha hecho teniendo en cuenta la seguridad de los empleados y empleadas.

No cabe la menor duda de que la tecnología era una necesidad realmente grande en una situación como la que ya hemos descrito en los párrafos anteriores. Desde luego, está claro que si no fuera por esta tecnología sería completamente imposible realizar el tipo de trabajos para los que estas entidades han de estar preparadas. Aunque muchas entidades se quedan del alto precio que hay que pagar para adaptarse a esta revolución tecnológica, nadie duda de que es rentable hacerlo a largo plazo. De lo contrario, perdemos la oportunidad de competir en el mercado.

El papel de las autoridades públicas, elemental 

Llegados a este punto, resulta claro que es necesario que las entidades públicas muestren toda la colaboración posible en este asunto. En principio porque, si ayudan a las empresas del sector de la metalurgia, se conseguirá cumplir con los objetivos de prevención de riesgos laborales. Y, en segunda instancia, porque se potenciará la eficacia de todas estas empresas, haciendo que sean mucho más competitivas de cara al ámbito europeo, algo que es necesario para terminar de rematar la remontada del sector.

Las empresas del sector ya le han trasladado a las autoridades públicas todas estas cuestiones y parece que las últimas han tomado nota. Teniendo esto en cuenta, cabe esperar que se va a producir una mejora en todos los asuntos que están relacionados con esta actividad. Y esa es una muy buena noticia. Seguro que nos vamos a ver todos beneficiados con este asunto. Los trabajadores y trabajadoras del sector, desde luego, ya lo están agradeciendo.

Deja un comentario