La vivienda y su repercusión en nuestra economía familiar
27 septiembre, 2019

La vivienda y su repercusión en nuestra economía familiar

Todo lo que tiene que ver con el alquiler o la compra de inmuebles reviste de una importancia muy grande para las familias o para las personas que acaban de independizarse. El pago de un alquiler o de una hipoteca supone un buen porcentaje del presupuesto con el que cuenta una familia para afrontar un mes y es por ello por lo que este asunto tiene una gran importancia para todos y cada uno de nosotros. Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que este es el principal gasto al que tenemos que enfrentarnos cada mes.

Este asunto es importante porque, además del gasto, el lugar en el que vivimos tiene una gran importancia a la hora de garantizar nuestra calidad de vida. Es evidente que el factor vivienda es muy importante, prácticamente lo más importante, en lo que tiene que ver con nuestra comodidad. Por eso es algo acerca de lo que siempre hay muchas y muy diferentes opiniones y por eso también se levanta una gran polémica sobre este tipo de temas.

La gran pregunta que se hace ahora mismo la sociedad es si sale rentable alquilar un piso o una vivienda o no. Existen muchas versiones y muchas teorías al respecto, y seguro que todas tienen algo de razón. Un artículo del diario El Confidencial informaba de que, ante la pregunta de si alquilar es tirar el dinero, un tercio de los inquilinos cree que sí. Esto es sintomático y pone de manifiesto el hartazgo que tienen muchas personas con los precios que se están manejando en el sector inmobiliario a día de hoy.

Pero esta opinión no es siempre la más compartida entre todo el mundo. Mucha gente está empezando a pensar que alquilar quizá no sea tan mala idea. Por ejemplo, un artículo que fue publicado en la página web de El País aseguraba que para los millennials, alquilar ya no es sinónimo de tirar el dinero, sino más bien para conseguir otorgarle una mayor eficacia al mismo. Lo que queda claro es que este asunto no deja indiferente a nadie.

El alquiler o la compra de un piso o vivienda es algo que nos compete a todos y es un asunto acerca del cual cada uno tiene una opinión bastante formada puesto que afecta de manera directa a la economía de las familias. Los profesionales de Inmodonana nos han asegurado que no recuerdan que haya habido un momento de la Historia en la que la población se haya interesado de una manera tan repetida sobre los precios entre los que oscila el alquiler de un piso o una vivienda.

Un asunto que preocupa a los ciudadanos

 Ni que decir tiene que lo que tiene que ver con el alquiler o la compra de una vivienda es algo que preocupa, y mucho, a los ciudadanos. Y todo el mundo sabe por qué. Hemos visto, durante los meses que nos anteceden, que los precios de estos bienes se han encarecido una auténtica barbaridad en zonas como Madrid o como Barcelona. Y claro, como es lógico, al mirar a nuestro bolsillo eso nos preocupa bastante. Afortunadamente, sabiendo donde buscar podemos encontrar una solución idónea.

Otro de los aspectos por los cuales nos preocupa este asunto es por el hecho de que, al comprar o alquilar, estamos contratando un producto que vamos a utilizar a medio o largo plazo. Es evidente que, cuanto mayor sea el tiempo en el que utilizamos un producto, más suele crecer la preocupación que manifestamos tener al respecto. Y es que no es para menos.

Tenemos la certeza de que la preocupación acerca del precio de los alquileres va a seguir siendo bastante alta en los próximos años, principalmente porque sigue habiendo mucha gente que, por un motivo u otro, sigue acudiendo a grandes ciudades como Madrid o Barcelona para trabajar y necesita residir en la ciudad. Es evidente que no se puede generalizar y que, dependiendo de donde se busque, hay mejores oportunidades. No todo son precios altos y espacios reducidos. En Madrid, por ejemplo, hay ofertas y promociones de todo tipo según nos han garantizado desde Suma Inmobiliaria. Saber dónde podemos encontrarlas es algo que nos compete a todos y que repercutirá de una manera tremenda en nuestra economía personal o familiar.

Deja un comentario