Turismo: una llave de nuestra economía y para la que la formación es elemental
11 agosto, 2019

Turismo: una llave de nuestra economía y para la que la formación es elemental

Poco a poco, mes a mes, día a día, España va saliendo de la enorme crisis económica en la que se metió hace ya más de una década y que dejó en el paro a más de cinco millones de personas solo en este país. La verdad es que no ha sido nada fácil, pero parece que nuestro país ha conseguido crear empleo y revertir una situación económica que llevó hasta la más profunda de las desesperaciones a más de una familia. Es evidente que esto ha requerido de mucho esfuerzo y que todavía hay muchas personas que lo siguen pasando mal. Pero estamos en el buen camino.

Si España ha salido adelante durante todos estos años y sigue creciendo en la actualidad es gracias a que varios sectores han tomado el liderazgo de nuestra economía. Uno de ellos ha sido, sin asomo de dudas, el relativo al turismo. España es una verdadera potencia turística y eso, unido al buen trabajo que han desempeñado varias de las empresas que lideran el sector, ha dado como resultado una mejora muy importante de los datos de empleo a los que se ha enfrentado España durante los últimos tiempos.

El potencial del negocio del turismo en España es algo que va más allá de la simple llegada de turistas, lo cual es, claro está, elemental. El turismo en España también crece en las aulas, con miles y miles de estudiantes que se están formando para tener un futuro en el sector y también para desarrollar una actividad que en España es todo un clásico y que así debe seguir siéndolo en el futuro ya sea a corto o a medio o largo plazo. El turismo es una fuente de riqueza para los españoles y ese es argumento más que suficiente para que pongamos toda la carne en el asador para mejorarlo si cabe.

Un artículo publicado en el diario El Mundo el año pasado puso cifras a la importancia del sector turístico en España. Y es que el turismo creció cuatro puntos y se situó en un 11’7% del total del Producto Interior Bruto, un dato con el que basta para demostrar el tremendo impacto de este tipo de negocio en el conjunto de la sociedad nacional. Lo mejor de todo es que es bastante probable que, con el paso del tiempo y la mejora de la economía de los hogares españoles y europeos, esas cifras mejoren.

Apostar por la formación en turismo es la mejor manera de hacer que este sector siga teniendo una salud de hierro en el interior de nuestras fronteras. Según los profesionales de Formatic Barcelona, una de las universidades que han apostado por implantar este tipo de carreras y titulaciones post-universitarias, la formación tiene un carácter vital en el desarrollo de este tipo de negocios en la Península. No basta con que presumamos de nuestras costas o de nuestros monumentos. Es necesario ir más allá.

Es como la típica casa rural que alguien decide incluir en el catálogo de alojamientos online español porque ha heredado la casa del pueblo y no sabe qué hacer con ella. Puede que sea una casa para alquilar, pero no un alojamiento de turismo rural, no al menos en un principio. Según los profesionales de Cortijo El Sapillo, cada vez son más los intrusos en esta profesión que no tienen ni idea de cómo llevar un negocio de estas características, pero también son más cada vez los que,tras alojarse en este tipo de espacios, opta por los profesionales de toda la vida en su siguiente escapada.

La carrera de turismo, un seguro en nuestro país

Un artículo del diario El País lanzaba hace algún tiempo una pregunta al aire que nos podemos atrever a responder. Esa pregunta es la de si no vale la pena estudiar la carrera de Turismo en España. La respuesta es bastante compartida por parte de la sociedad española, que considera que desde luego sí que renta dedicar nuestra vida profesional a ese campo. Además, y tal y como asegura el mismo artículo, las empresas suelen confiar en gente joven y por general recién titulada para desarrollar sus proyectos y actividades.

España es el lugar ideal para estudiar Turismo. Lo demuestra la gran cantidad de extranjeros que acuden a nuestro país para formarse en este campo. Y es que, en cuanto a experiencia, pocos países nos pueden superar. La variedad que tenemos en cuanto a la cantidad de cosas que podemos ofrecer (buen clima, excelentes playas, ciudades de interior con un legado cultural impresionante, montañas, pistas de ski…) hace que este entorno sea prácticamente el mejor para formarse en turismo y aprender todo tipo de técnicas y modalidades que se asocien con este tema.

Aunque España es una potencia mundial del turismo, no cabe duda de que relajarse no debe ser una opción. Seguir construyendo un futuro en el que el turismo siga siendo una de las bazas más importantes de nuestra economía es elemental porque nos permitirá seguir teniendo un foco de negocio y de poder económico de lo más importante. El turismo es necesario en España y ese es motivo más que de sobra para defenderlo a capa y espada para conseguir, si es que es posible, mejorar todavía más nuestros resultados en este campo.

Deja un comentario